NormasInformaciónNewsFichas de PjRegistrosExpedienteTiendas
Últimos temas
Dragon Ball Z World Rol



Este foro esta basado en la serie de anime Ethan Storm. Todos los códigos de este foro han sido editados o creados por Ethan Sorm. Agradecimiento especial a SourceCode por la ayuda en los códigos CSS. Normas e informaciones editadas o creadas por Daichi. Creación de plantas y estructura de las mismas por Daichi. Supervisión general del Foro por parte de Gus Sakine, Taiga y Gray. Agradecimiento especial a Shokai.

Trampa mortal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trampa mortal

Mensaje por Heim Kuraudo el Mar Jul 08, 2014 4:52 am

Aquel día el Sr. Wellington me había dado el día libre así que pude descansar del estudio de procedimientos jurídicos que me estaba mirando para serle más útil en el futuro. No me costó ni un cuarto de hora decidir en qué invertiría el tiempo: probar el nuevo juego que había comprado con mis ahorros. Llevaba tiempo con ganas de jugarlo ya que estaba cansado de que mi vida diaria se llenara de eventos predecibles. En Aincrad podría relajarme y disfrutar de las sorpresas ejecutadas por una terminal digital tan completa como aquella. Era imposible calcular lo que el juego me iba a ofrecer desde un principio.

Me dirigí hacia el sofá de mi habitación y me coloqué tumbado, con la cabeza algo reclinada sobre el apoyabrazos. Una vez armé el casco en mi cabeza me coloqué la capucha sobre él, por puro capricho. Entonces me dejé sumergir en la intensa oscuridad que se transformó en breves instantes en una lluvia de colores caóticos. Estos, al cabo de unos segundos, lograron tomar forma y me presentaron la primera imagen de Aincrad. A mi alrededor otros usuarios corrían de aquí para allá, revisando todo lo que estaba a su alcance de acción. Como parte de un protocolo - que era como me gustaba llamar a mis malditos trastornos obsesivo-compulsivos - que tenía revisé cada opción del menú (obviando la de desconexión porque no creía que requiriera de mi atención...). Mientras hacía esto otro usuario se chocó conmigo distrayéndome totalmente. - Será posible... Una cosa es tener curiosidad y otra ser un animal... Tch. - murmuré para mis adentros algo indignado.

Decidido a no repetir la revisión comencé a caminar por la ciudad con el objetivo de aprenderme los puntos vitales. Por mucho que hubiera mapas prefería crear uno en mi cabeza, de más rápido acceso y con la información ordenada a mi gusto. Mientras veía cristales en un puesto de venta pude observar el reflejo de mi imagen... No había rastro de mí en aquello que veía. En particular, la razón por la cual había querido mirarme era para comprobar si mis ojos podrían ser por fin normales. Y lo eran. Con una ligera sonrisa seguí mi caminata, anotando mentalmente nuevos sitios por los que pasaba. Mientras me encontraba recorriendo un callejón que bien podría servirme de atajo entre dos calles comerciales de importancia me sentí llevado. Alguien había ejecutado una acción de teletransporte en mí.

El destino de aquella orden fue una especie de plaza donde estaban todos los demás usuarios reunidos. En mi cabeza creí llegar a la conclusión de que iban a anunciar el primer evento oficial del juego... - Qué ilusión... Un evento de caza en el que no voy a participar. - pensé apesadumbrado. Si hubiera sabido lo que iba a pasar habría deseado ese evento de caza...

Pero no. El creador del juego nos informó de las circunstancias: aquella, en teoría, experiencia idílica no había sido sino una encerrona a vida o muerte. Saqué entonces mi menú para comprobar el error que había decidido obviar antes de forma tan estúpida: la opción de desconexión no estaba disponible. - Dos errores de dos... No me está gustando nada esto... Y menos si dichos errores implican arriesgar mi vida. - me reprendí furioso. No era un personaje al que le gustara mucho la idea de luchar ni subir de nivel así que veía difícil mi progreso en el juego. Por la parte de que desconectaran mi casco no veía problema: el Sr. Wellington se enteraba rápido de las noticias y, aunque no lo supiera, jamás me interrumpiría por respeto.

Entonces sucedió la peor situación posible... Cogí el espejo que me había dado y me miré por segunda vez en aquel juego... Para ver que mi verdadera cara me devolvía la mirada con pavor. Rápidamente me puse la la capucha del equipo que llevaba para distraer atenciones... ¿Había visto alguien mis ojos? Mientras el pánico cundía en el lugar decidí caminar de forma calma hacia el callejón más cercano para evitar que nadie se fijara en mí... El corazón me latía tan fuerte que creía que no iba a llegar a escapar de la multitud. Aquello muchas veces acababa en un ataque de ansiedad y era mejor no tentar a la suerte.


Última edición por Heim Kuraudo el Miér Jul 09, 2014 3:16 am, editado 1 vez
avatar
Heim Kuraudo
Nivel 3

Nivel 3


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trampa mortal

Mensaje por Ethan Storm el Miér Jul 09, 2014 2:30 am



6 de Noviembre de 2022        Piso 1. Ciudad del Comienzo


Era casi la hora de entrar de nuevo al juego, hacia ya varios meses desde la Beta, y Ethan se encontraba impaciente por volver a pisar el suelo del castillo flotante de Aincrad. En aquel momento se encontraba sentado en el borde de su cama con el casco del NerveGear en las manos. La pierna izquierda le temblaba, esto le ocurría siempre que estaba nervioso, y entrar de nuevo a Sword Art Online le ponía muy nervioso.

Miro de reojo al reloj que tenia colgada en la pared de su habitación, tan sola quedaban unos pocos minutos para que se abriera el servidor del juego. Ethan conecto el cable a la corriente y después a la toma de Internet, introdujo de nuevo el juego como lo había hecho hacia pocos meses con la fase beta. Relajo su cuerpo y se puso el casco en la cabeza, para después tumbarse en la cama. El reloj de la pantalla del NerveGear marcaba las 12:58, era la hora para conectarse.– Link Start.

Todo se torno negro por unos segundos, pero enseguida comenzaron a aparecer colores. Después de todas las pantallas de configuración y la entrada a la cuenta que ya había creado Ethan durante la beta, por fin volvía a estar dentro de aquel juego de inmersión. Ethan abrió los ojos y el sol le cegó los ojos, esta sensación de daño en las cuencas oculares por exceso de luz era nueva, en la versión de prueba jamás le había ocurrido.

La plaza principal de la Ciudad del Comienzo empezaba  a llenarse de gente, con lo que Ethan decidió salir de allí, pues no le gustaba estar rodeado de tanta gente. Salió de la plaza por una de las calles principales, visitó varias tiendas de armas para ver las actualizaciones echas. Algo le sorprendió en una de las tiendas, pues se encontró con su reflejo en uno de los escaparates, aquella cosa jamás había ocurrido en la anterior versión, se notaba los cambios gráficos hechos respecto con la versión Beta.

Pasadas unas horas algo extraño ocurrió, todos los usuarios de Sword Art Online fueron teletransportados a la plaza principal de nuevo. – Seguro que es un evento masivo. – dijo Ethan a otro usuario que se encontraba cerca. El cielo se torno rojo y una figura encapuchada creada a partir de sangre apareció en el cielo. Se presento como Akihiko Kayaba creador tanto del NerveGear como del juego Sword Art Online, pero las noticias que traía no eran para nada buenas, y menos se tratarse de un evento.

Ethan no quedo tan desconcertado como casi todos los jugadores, podía ser una gran oportunidad, vivir en un juego ¿Por qué no? Pensó Ethan, la única regla existente era el no morir y él  tenía muy claro que jamás perdería una sola batalla. Pero la noticia de que no se podía salir del juego si no era finalizándolo no era la única, pues en el inventario tenían un espejo que al sacarlo cambiara el Avatar del personaje automáticamente, y así ocurrió, el aspecto de Ethan, el tamaño de su cuerpo, su cara, su cabellos, todo cambio de cómo era en el juego a como era en la vida real.

Ethan previo que todo aquello estaba a punto de acabar, comenzó a caminar lentamente hacia una de las salidas de la plaza. Cuando llego al borde se encontró con un campo de fuerza invisible e impenetrable, pero se desvaneció al instante junto con la gran figura que antes reinaba el cielo. Ethan comenzó a caminar lentamente por uno de los callejones, otros jugadores parecían haber pensado igual que él y comenzaban a salir de la plaza sin mirar atrás.

Comenzó a correr por uno de los callejones, la idea era alejarse todo lo posible de la ciudad principal pues todo los campos de monstruos cercanos empezarían a llenarse de gente cazando los monstruos y en este juego lo que se necesitaba para sobrevivir era subir de nivel cuanto antes, y la mejor opción era ir a las zonas más alejadas donde se podría ganar más experiencia. Ethan iba absorto con sus pensamientos cuando no vio que delante se cruzaba una persona encapuchada. Fue un golpe fuerte, pero el dolor en Aincrad era diferente y en las ciudades era casi imposible sentir algún tipo de dolor. – Agg… Lo siento mucho. – Ethan se levanto del suelo y tendió una mano a la otra persona, que al mirarla a la cara se fijo en sus extraños ojos.


avatar
Ethan Storm
Nivel 5

Nivel 5


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trampa mortal

Mensaje por Heim Kuraudo el Miér Jul 09, 2014 3:41 am

La gran preocupación que sentía debido a lo ocurrido en cuestión de minutos hizo que perdiera en gran medida la consciencia de mi entorno. En mi cabeza se había iniciado un debate... - ¿Debería intentar ascender o sería mejor quedarme aquí? Quizá, si espero a que alguien supere el juego, me fíe más de ascender por este lugar... - me decía intentando esclarecer mis ideas y emociones. De lo mucho que había caminado sin querer llegué a una zona que aún no había explorado ni añadido a mi mapa mental con lo cual... Me había perdido. Pero en aquel momento no me di cuenta debido a la cantidad ingente de pensamientos en mi cabeza.

Seguí caminando sin pensar mucho en mi destino. El movimiento me ayudaba a concentrarme en mis asuntos, si bien el cuello empezaba a dolerme de lo agachada que llevaba la cabeza para evitar que mis ojos fueran vistos por nadie. Por suerte, ya fuera por el miedo del momento que hacía correr a la gente sin deternerse a mirar lo que le rodeaba o porque de verdad me tapaba bien nadie me dijo nada. Realmente la preocupación de ser visto era casi mayor que la de cómo actuar en el juego.

En una de las calles más estrechas tuve la mala suerte de recibir mi segundo golpe en poco tiempo... Con tan mala suerte de que este logró derribarme. De mi boca empezaron a salir varios improperios entre otros susurros de fastidio... -Parece que no voy a tener suerte con la gente, no... ¿Por qué van siempre de forma tan descuidada? Malditos todos... ¡¡¡Arg!!! - murmuraba mientras alcé la mirada para ver al joven con el que me había topado. Me arrepentí al momento de mis protestas al oír su disculpa y ver el ofrecimiento de su mano... - Tch... No puedo ni cabrearme con él. Pero no pienso aceptar la mano de un desconocido... Puedo valerme yo solo - me dije ignorando su mano y apoyándome en la mía para darme un impulso y levantarme. Acto seguido me sacudí el polvo que había ganado mi ropa a la altura del culo. La suciedad era algo que me ponía nervioso así que lo quité con energía y pagando un poco la frustración conmigo mismo (las sacudidas me estaban doliendo a la vez de calmarme la ira). Para no dejar a mi interlocutor de respuesta me aclaré ligeramente la garganta y le dije:

- Olvídalo... Fue un descuido por mi parte también. - respondí con tono apagado.

En aquel momento fue cuando me di cuenta del grave error en mi orden de pensamientos y prioridades: la capucha se me había caído y dejado mis ojos al descubierto. Rápidamente me la volví a colocar asustado. Pero el asunto no había pasado desapercibido para el muchacho que me miraba curioso. - ¡Maldita sea! ¡Heim, ten un poco más de jodido cuidado! - me grité mentalmente apretando la mandíbula y frunciendo el ceño. Era imposible ocultar el hecho de que me había dado cuenta de su observación así que comentar algo al respecto era la opción más adecuada dada la situación.

- Te ruego que olvides lo que has visto... Por favor. - le pedí a aquel chico, queriendo poder esfumarme del lugar. Pensé en redireccionar la conversación a un tema del que pudiera librarme fácilmente. Una excusa para marcharme y que el chaval pensara que el color de mis ojos no había sido sino una ilusión... - Deberías ir a buscar rápidamente una zona de caza... Si no lo haces todos los usuarios habrán ocupado el piso en un rato y te será imposible subir de nivel y planta... - le aconsejé, si bien yo no pensaba en absoluto en seguir ese mismo consejo ya que prefería esperar un poco, en caso de que escogiera fortalecerme.

Tras mi sugerencia me quedé mirando a sus pies para evitar que pudiera seguir observando mi rostro.
avatar
Heim Kuraudo
Nivel 3

Nivel 3


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trampa mortal

Mensaje por Ethan Storm el Jue Jul 10, 2014 12:52 am



6 de Noviembre de 2022        Piso 1. Ciudad del Comienzo


Ethan había oído de esa “enfermedad” llamada heterocromía, una rara mutación en el que el iris es de color distinto en cada ojo, pero la suya era realmente extraña y a la vez extraordinaria, pues normalmente el color del iris no suele variar mucho, pero los suyos eran uno de color rojo y el otro azul, un contraste que destacaba mucho.  Pero aquel chico no le parecía nada gracioso que le estuviera observando los ojos y me pidió que no hablara jamás de lo que acababa de ver, Ethan asintió con la cabeza en señal de que confiara en eso.

El rechazo de la mano no sentó tan mal a Ethan como le hubiera sentado a otras persona, eso le alejaba de aquel muchacho al que acababa de conocer y los separaría mas de tener una amistad, cosa que Ethan no quería en aquel momento, el pensaba que llevar a alguien a su lado seria una lastre para subir niveles, y Ethan quería convertirse en uno de los grandes como solía hacer en los otros juegos de MMORPG.

El chico de los ojos raros estaba sugiriendo que se largara de allí sutilmente, en realidad parecía asustado de de estar en aquel lugar encerrado, ¿Cómo podía estar alguien asustado? Vivir en un mundo virtual de RPG era lo mejor que le había ocurrido en la vida a Ethan y lo iba a demostrar no quedándose quieto en ningún momento. – Tengo pensado ir a los bordes del piso, hay monstruos más fuertes, por lo que la gente no se arriesgara a ir hasta aquellos lugares, subir de nivel contra esas bestias será más rápido que quedarse aquí o en los campos de alrededor ¿Por qué no vienes conmigo hasta esas zonas? – Aunque en realidad estaba pensando en que aquel muchacho dijera que no.


avatar
Ethan Storm
Nivel 5

Nivel 5


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trampa mortal

Mensaje por Heim Kuraudo el Jue Jul 10, 2014 1:41 am

El ofrecimiento de aquel muchacho despertó mis instintos de "ver más allá". Con esa expresión me refería a analizar un poco qué intenciones tenía. Pero, para poder echar mano del psicoanálisis necesitaba tener concentrados los sentidos del oído y la vista. El oído ya había percibido algo pero necesitaba completar la información con lo que mis ojos podían ofrecerme. Por suerte, mi capucha me era de ayuda en estos casos:  en la zona más cercana a los ojos había una especie de rejilla que me permitía ver un poco a través si bien del otro lado era más difícil verme. No obstante, no me gustaba mucho aprovechar la utilidad de la prenda ya que eso implicaba contacto visual - del que solo yo me daría cuenta - y mantenerle la mirada a alguien no era de mi agrado.

Soltando un suspiro más interno que externo decidí alzar ligeramente la mirada, lo suficiente para observar a mi interlocutor. Si bien parecía ligeramente sorprendido con mi presencia sus ojos no denotaban para nada el objetivo de ir acompañado de caza. - Tch... Parece que también sabe usar las dobles intenciones... No va a ser un sujeto fácil de tratar, si bien podría ser interesante observar hasta dónde podría llegar... - decía mi cabeza, despertando su obsesión de estudiar a una persona más. Dependiendo de la complejidad del individuo el reto de completar un psicoanálisis se hacía más o menos difícil y, a mayor dificultad, mayor interés sentía.

Con el objetivo de "oír" una segunda opinión cerré mi ojo rojo y le observé con el azul. Ese era uno de mis hábitos más absurdos: creía firmemente que, con cada ojo, podría ver cada "cara" de una persona y así saber de qué pie cojeaba. En el fondo sabía que no era más que dos conclusiones a las que podría llegar usando ambos ojos pero me gustaba recrearme en mis fantasías. - Parece ser una persona segura y fuerte... Un usuario con capacidades y posibilidades de llegar lejos... - salté interiormente. Entonces le llegó al turno al ojo carmesí: - Por otro lado ese exceso de seguridad y fortaleza parecen ocultar algo más que un deseo de soledad... Necesito más información. - añadí. - De acuerdo... Rechazaré su oferta, dejaré que se aleje y acabaré siguiéndole... Creo recordar cómo se activaba la habilidad de ocultación... La activaré cuando empiece a seguirle no sea que tenga la capacidad de rastrearme... - decidí.

- Agradezco tu ofrecimiento pero creo que me quedaré por aquí hasta que se calme todo. No soy hombre de muchas peleas... Te deseo suerte. - le respondí. - Fue un placer conocerte pero me voy ya. Hasta luego... - terminé girándome sobre mis pasos y dirigiéndome en dirección contraria a donde debía dirigirse él. Le daría un pequeño tiempo de ventaja y esperaría en alguna esquina. Una vez considerara que la distancia era suficiente para no ser detectado seguiría sus pasos. Si no recordaba mal esta no debía ser mayor a 30 metros... Espacio de sobra para maniobrar y analizar con calma.

Con el mayor disimulo del que disponía y sin saber si el chico había comenzado a caminar o no intenté que mis pasos fueran lo más naturales posibles hasta que localicé a apenas unos metros otro callejón, perfecto para esperar. Lo tomé sin dudarlo un segundo y nada más estuve bien cubierto gracias a las paredes llegó el momento de usar por primera vez una de las habilidades del juego. Con la voz más suave de la que disponía y asegurándome de que no se me oyera dije:

-  Ocultarse... -

Comenzaba mi cacería psicológica, de la cual disfrutaba mucho más que de las físicas.
avatar
Heim Kuraudo
Nivel 3

Nivel 3


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trampa mortal

Mensaje por Ethan Storm el Miér Ago 27, 2014 10:21 am



6 de Noviembre de 2022        Piso 1. Ciudad del Comienzo


Me parecía extraño el echo de que alguien, siendo nuevo en este mundo no quisiera acompañar a otro a una zona de entrenamiento, aprender desde un principio de un veterano en esta clase de videojuegos es la mayor ventaja de la que alguien se puede aprovechar, y yo en la Beta había sido uno de los mejores, aunque no el mejor. Y esta seria mi segunda oportunidad, una oportunidad que aprovecharía desde un principio, ganaría niveles, derrotaría jefes y llegaría hasta el piso 100 donde vencería al jefe final liberando a la gente de este maldito mundo. En la beta se llego hasta el piso 8 en tan solo un mes, pero ahora lo haríamos en menos, seguramente en un par de días habríamos vencido al primer jefe, si todos nos aplicábamos en pocos meses podríamos haber conquistado la cima del castillo flotante.

Aquella persona se refirió a si mismo como a alguien a la que no le gustaba pelear, ¿Habría mas gente así de dedil en este mundo? ¿Para que meterse en un videojuego donde todo se basa en pelear? Me hacia cientos de preguntas mientras intentaba no fijarme en sus extraños ojos. Si aquella mirada que parecía decirme que no me fiara de el, pero pensé que podían ser solo suposiciones mías. - Muy bien, espero poder verte pronto y en pisos superiores. incluso podríamos ir a cazar un día cuando quieras pelear y terminar este juego. - Dije esto con una falsa sonrisa, quería movilizarle, que luchara por su libertad y no dejara que los demás lo hicieran por el. Extendí la mano para despedirme, me di la vuelta y comencé a correr de nuevo por las calles, mire una ultima vez hacia atrás, pero aquel muchacho ya había desaparecido, lo mas seguro es que hubiera regresado a la plaza con los demás jugadores.

Pasaron pocos minutos cuando conseguí llegar al borde de la gran ciudad, durante este recorrido no me había cruzado con nadie por el camino, ¿Todo el mundo se a quedado en la plaza? - ¿Es que nadie quiere pelear? - Grite hacia dentro de la ciudad, quería que la gente me escuchara, que reaccionara y que moviera su culo por volver al mundo real. Escupí en el suelo y me adentre fuera de las zona segura. Este seria el principio de mi nueva vida en Aincrad, un sitio en el que seria proclamado un héroe, en el que la gente sabría mi nombre y me diera aplausos en la espalda cuando pasara a su lado. Desplegué el menú y mire el mapa de la zona, tendría que caminar varios kilómetros hasta llegar al siguiente pueblo, pero allí podría subir de niveles con rapidez. Pero algo iba mal, pude notar una extraña presencia detrás de mi ¿Amiga o Enemiga? Me puse a caminar en campo abierto, si alguien estaba dispuesto a seguirme tendría que dejarse ver, pues no había nada cerca en lo que cubrirse.


avatar
Ethan Storm
Nivel 5

Nivel 5


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trampa mortal

Mensaje por Heim Kuraudo el Jue Ago 28, 2014 10:55 am

El joven había comenzado a correr, cosa que no me hacía mucha gracia. Aquellos que no entendían la elegancia de un paso no me caían bien. Además de que llevaba unos ropajes algo incómodos para ir a la carrera. Pero no me tocaba otra solución que seguirle el ritmo. Mis sentidos nobles no estaban en su máxima capacidad cuando realizaba un esfuerzo físico pero algo podía notar en sus movimientos, en el ángulo de los mismo, la forma de la pisada... Parecía sentir una extraña prepotencia. Cada vez que depositaba su pie en el suelo era como si tan solo pisara algo que era suyo por defecto. También estaba claro que sabía por dónde caminaba, sus pasos y gestos nunca dudaban ni un segundo. Debía de tratarse de un Beta Tester para dominar los terrenos a aquellas alturas. El camino que había estado siguiendo llevaba en dirección contrara al núcleo urbano, así que debía de ser verdad su intención de dirigirse a luchar y ganar experiencia. Seguramente querría ser de los primeros en progresar... Parecía despedir un ansia de poder un tanto extraña. ¿Qué motivos habría? ¿Posibles traumas? ¿Un exceso de cuidado paternal? Las posibilidades eran infinitas y mi análisis no mejoraba nada a medida que notaba mi cansancio.

Llegado un momento alcanzó el límite de la ciudad y, rápidamente, noté como sus pies si giraban y frenaban. Por suerte me hallaba al lado de otro callejón para ocultarme a tiempo. - ¿Me habrá oído correr o mi respiración?
- pensaba algo agitado. Al oírle gritar quise correr y pegarle un puñetazo pero me supe controlar rápidamente. Será cretino... No te alteres, Heimlich. Estás preparado psicológicamente para tratar con todo tipo de testigos y este tan solo es... ligeramente... un poco... BASTANTE MOLESTO. - me dije apretando fuertemente los dientes del mosqueo.

Al ver como continuaba hacia el exterior me di prisa con gran cuidado, ya que comenzaba un terreno en el que esconderme se hacía difícil.  Al llegar a cierto punto sus pasos se detuvieron y noté una tensión en sus músculos que me daba a entender que había sido descubierto. Al hallarme yo en un lugar inclinado me tiré al suelo con la esperanza de que no me viera, gracias a mi ropa verde camuflándose. Mis ojos volvieron a observarle, centrándose en los músculos de las piernas, para notar cualquier amago de movimiento o decisión por si era necesario huir.
avatar
Heim Kuraudo
Nivel 3

Nivel 3


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trampa mortal

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.